Toma este quiz para descubrir qué te hace ser un humano extraordinario.

Eres Alimento para el CuerpoEres Remedio para el CorazónEres Fuente de AlegríaEres Serenidad para la MenteEres Bálsamo para el Alma

¿Qué te hace extraordinario?

Toma el control.
Vive en plenitud.

Estamos aquí para ayudarte a cuidar de tu salud integral. Esto es lo que te recomendamos para fortalecer tu cuerpo, mente y espíritu.

Consulta con tu médico

Hacerte periódicamente un chequeo con tu médico puede ayudar a prevenir complicaciones y te da la oportunidad de discutir cualquier inquietud que tengas sobre tu salud.

Haz una cita
Cuida tu corazón

Desde ejercicios saludables para el corazón hasta exámenes de rutina, hay muchas maneras de cuidar tu corazón. Y como es uno de los órganos más importantes del cuerpo, prestarle atención a tu corazón ahora puede ser de gran beneficio para el futuro. Incorpora a tu dieta vegetales de hojas verdes y alimentos ricos en antioxidantes.

Si sientes molestia en el pecho con frecuencia, consultar con un cardiólogo puede ayudar a asegurarte de que tu corazón se mantenga en buenas condiciones.

Encuentra un centro
Cuida tus músculos, articulaciones y huesos

Aunque tus huesos son cuatro veces más fuertes que el concreto, igual necesitan de mucho calcio y vitamina D. Incorpora a tu dieta más vegetales de hojas verdes como el brócoli y la col rizada. Tampoco te olvides de estirarte antes y después de la actividad física.

Si sientes molestias en los músculos, huesos o articulaciones, un médico ortopédico puede ayudarte a aliviar los síntomas.

Encuentra un centro
Cultiva tus vínculos con los demás

El sentido de pertenencia a una comunidad es bueno para tu salud. Un sistema de apoyo sólido puede ayudarte a sobrellevar los tiempos difíciles, a mejorar tu salud mental y hasta puede disminuir tu presión arterial. Por eso es importante cultivar tus vínculos con los demás. Agrega un recordatorio en tu teléfono para conectar con tus seres queridos cada semana.

Descansa y desestresate

Si tus niveles de estrés son altos, es fundamental darle prioridad al descanso. Tomarte tiempo para relajarte puede mejorar tu estado de ánimo y reducir tus niveles de estrés. Incorporar ratos de descanso en tu rutina diaria, aunque sea por unos minutos, puede tener efectos beneficiosos para tu salud a largo plazo. Todos los días, encuentra momentos para estar en un estado de tranquilidad y tómate unos minutos para escribir en un diario antes de dormir.

Mantente más activo

La actividad física regular no sólo ayuda a mantener un cuerpo sano, sino que también puede mejorar tu mente y tu estado de ánimo. De hecho, se ha demostrado que tan sólo 20 minutos de actividad física diaria aumenta el volumen de tu cerebro. Realiza por lo menos 105+ minutos de actividad física a la semana y considera otras formas de ejercicio como andar en bicicleta, hacer jardinería o nadar. Incluso puedes invitar a un compañero de ejercicio para involucrar a tus seres queridos.

Diversifica tu dieta

Los alimentos que consumes para darle energía a tu cuerpo son realmente importantes. Por eso es indispensable asegurarte de que tu plato contenga suficientes frutas y vegetales. Comer de tres a cuatro porciones de frutas y vegetales al día no sólo puede beneficiar a tu cuerpo, sino que también puede mejorar tu mente y estado de ánimo. Comienza por escoger tu vegetal favorito y prepara una receta donde éste sea el ingrediente principal.

Dedica tiempo para divertirte

Nunca subestimes el poder de divertirse. Se ha demostrado que reírse no solo disminuye las hormonas del estrés, sino que también aumenta las células del sistema inmunológico, así mejorando tu resistencia a las enfermedades. Haz una lista de todas las cosas que te causan felicidad y planifica incorporarlas en tu vida diaria.

Cuida tu salud mental

Una mente sana es tan importante como un cuerpo sano. Si casi nunca te detienes para autoevaluarte o si no estás seguro de lo que significa cuidar de tu salud mental, no estás solo. La forma en que cuidas de tu mente puede llegar a ser un proceso muy personal y único. Sin embargo, puedes incluir actividades como escribir en un diario, reflexionar tranquilamente, practicar el diálogo interno positivo o buscar ayuda profesional. Dedícale 60 minutos a la semana a tu salud mental y verás el gran impacto que puede tener en tu salud integral.

Comparte este quiz con tus amigos

VOLVER AL INICIO